Locutor, actor de voz y doblaje con home studio. Músico, humorista, traductor, escritor, diseñador de juegos y director de radionovelas. Se hace pasar por un mono en Youtube.

miércoles, 30 de marzo de 2011

El ombligo del Cheve: ¿El peor mal de la humanidad?

Cada día tengo más claro cual es uno de los ejes principales de problemas entre los seres humanos, y no hago más que encontrármelo en todas las facetas de la vida. En la política, en la prensa, en las asociaciones, en los grupos de amigos, en las familias... Tengo la suerte de que tanto mi mujer como yo somos muy coherentes en este sentido, y creo que no solemos caer en él, pero si tengo que decir que es algo que siempre tengo en mente para evitar específicamente.

Y es básicamente una cadena de decisiones y actuaciones que veo repetirse a diario una y otra vez en personas de todo tipo y condición, a la que voy a llamar "El camino de "Mi paranoia ha hablado y a callar todo el mundo"

1) Pasa algo que no le gusta y de lo cual le faltan detalles.
2) Llena los detalles con su imaginación específicamente de forma que pueda echarle la culpa a alguien.
3) Actúa de forma preventiva o en busca de retribución contra la persona a quien ha decidido echar la culpa,  implicando en ello a toda la gente posible, de modo que el número otorgue la verdad a las suposiciones.
4) El problema sigue intacto (Ha actuado contra la persona que ha decidido culpar, no contra el problema), y crea un meta-problema diez veces más ruidoso y llamativo, en el que centra todo su espíritu y esfuerzos a partir de ese momento, enfocado en todo momento en lo escandalosa que es esa "verdad" que ha creado al llenar los huecos con su imaginación y el castigo necesario para el responsable imaginado, y no en lo que no le gustó.

Así que quiero hacer un llamamiento a todo el mundo. Cuando pase algo que os indigne o moleste, pero cuyo origen y detalles desconozcáis, antes de buscar una cabeza que cortar, estudiar el problema y PREGUNTAR. La experiencia me ha enseñado que preguntar en lugar de preparar una complicada trampa social contra la persona que has decidido que tiene la culpa, suele llevar a que descubras que
a) lo que no te gustó era inevitable o en realidad JAMÁS HA OCURRIDO (Esto último en el 80% de los casos así a ojo)
b) el compartir información permita cambiar lo que no te gustó de modo que sea mejor para todos.

¿Cómo es posible que "Me han traicionado" sea más satisfactorio para tantísima gente que "No he entendido lo que ha pasado"? ¿Y que encuentren más satisfacción en actuar contra el traidor imaginario que en resolver el problema real?

Voy a decirlo claramente. Estoy seguro de que también me habrá pasado, pero soy muy consciente de esto desde hace muchísimo tiempo, y dedico gran parte de mi esfuerzo en todas las situaciones y relaciones sociales específicamente a evitar esto. A preguntar, a llenar los huecos con datos en lugar de con imaginación, buscar puntos comunes y a buscar y actuar contra el eje del problema real. Es algo que, por tonto que pueda parecerle a mucha gente aprendí de cosas como Star Trek desde niño.

Así que insisto. Por favor, cuando de pronto tengáis la impresión de que algo inconcebiblemente horrible acaba de ocurrir y ha sido producido a propósito por alguien de quien jamás lo habríais esperado, en vez de seguir el camino de "mi paranoia ha hablado y a callar todo el mundo" y convencer a un grupo de gente lo más grande posible de que lo imaginado es cierto para proceder a destruir al culpable imaginario en venganza, preguntar, llenar los huecos informandoos realmente y buscar qué ha provocado realmente lo que no os gustó. Es la única manera de resolver el problema en lugar de crear otro y, probablemente, destruir una asociación, proyecto o relación en el proceso sin motivo alguno.

Y lo más gore es que lo que detona este post de hoy es el haber visto esto ocurrir unas cuatro veces en esta semana pasada, en personas distintas, de grupos de gente distintos sin relación alguna y por motivos de lo más estúpido imaginable. Y sin embargo, con todo lo estúpido que era el motivo real y lo fácil que era eliminar el problema real, las consecuencias de las paranoias probablemente durarán para siempre.

1 comentario:

Javier de Miguel dijo...

>>¿Cómo es posible que "Me han traicionado" sea más satisfactorio para tantísima gente que "No he entendido lo que ha pasado"?

poseso.

Por otro lado, una buena costumbre es intentar ponerse en el lugar de los demás y buscar las perspectivas que te faltan.